MANIFIESTO DE LAS PLATAFORMAS CONVOCANTES DE LA MANIFESTACIÓN DEL NUEVE DE MAYO EN MADRID

 

Los convocantes tenemos la voluntad de organizar a todas las personas e instituciones que, siendo conscientes del problema que sufrimos, fruto de la contaminación, salinización y sobreexplotación de las aguas del río Segura, estén por la labor de llevar a cabo un proceso de concienciación, movilización, denuncias y alternativas que hagan que la vida en nuestra tierra alcance un alto nivel de bienestar social.

Edward J. Cormody, biólogo americano, diagnosticó hace algunos años la gravedad del deterioro ambiental, y puso en crisis la idea de que el desarrollo industrial es sinónimo de progreso humano y de mejora general de las condiciones de vida. Ello plantea la urgencia de una acción internacional acorde con la magnitud de la amenaza por las degeneraciones que ha producido y sigue produciendo nuestro modelo de crecimiento. Partiendo de estos planteamientos el diagnóstico debe ser atendido a dos vertientes complementarias: a) la de los que dirigen el desarrollo , gobiernan y trazan las líneas de la política y de la producción; b) el ámbito de la conciencia "moral de las personas".

Las PLATAFORMAS, AYUNTAMIENTOS Y ENTIDADES CONVOCANTES del Segura, dando un magnífico ejemplo de consenso y solidaridad, hemos hecho posible la Manifestación para reivindicar que el río Segura, a su paso por la Vega Baja, vuelva a ser lo que fue: un río. No la cloaca en la que ha sido convertido y que, estamos seguros, de no remediarse, acabará con la poca vida que aún queda en lo que antes fue un río.

La situación que sufrimos no es nueva ya que la venimos arrastrando desde hace más de veinte años, durante los cuales las sucesivas administraciones poco han hecho en orden a la solución del problema, saltándose prácticamente todas las leyes en cuanto a la legislación medioambiental se refiere, habiendo llegado a un límite tal que tenemos la obligación de rebelarnos porque nuestra dignidad como pueblo está en juego. Es imposible creer que no supiesen que un cauce sin agua, recorriendo un territorio con grandes carencias y deficiencias en infraestructuras sanitarias y de depuración no daría los resultados actuales. Consideramos que es un desprecio a las personas que habitamos esta comarca el que después de tantos años padeciendo esta grave situación, los organismos y autoridades responsables del problema del río no hayan sido capaces o no hayan querido tomar medidas. Un torpe e irresponsable proceso consentido durante años y la nefasta actitud de la Administración han permitido que un río y todo lo que de él depende se convierta en una cloaca. La situación actual de nuestro río es la consecuencia de un modelo de desarrollo irracional e insostenible que algunos han aprobado y en que todo vale sin importarles quién paga la factura de los problemas que genera.

Esta política deliberada no ha sufrido alteración alguna pese a los cambios de signo político. En consecuencia, la Administración no es pasiva ni negligente; es cómplice y culpable.

El agua es un recurso limitado, imprescindible para la vida, que ha de administrarse con criterios de justicia social y distribución equitativa, no por imperativos económicos y de conveniencia política.

Nuestras tierras han sido envenenadas, nuestro entorno degradado y nuestra salud empieza a sentir los graves efectos que la contaminación está generando.

Tenemos la obligación, las personas que padecemos en nuestras carnes las pestíferas emanaciones del río de generar ilusión, de cambiar la cultura del agua, de conseguir que los más jóvenes también sean conscientes de que hay que apartar la resignación y la apatía ante unos problemas lentos pero letales, como la contaminación, la salinización y la sobreexplotación tan profundas de nuestro río a su paso por la Vega que lleva su nombre.

 

EXIGIMOS

 

A todas las Administraciones e instituciones la puesta en marcha de PROYECTOS e INVERSIONES que hagan posible la solución del problema a corto plazo. Necesitamos que, vía presupuestos ordinarios y extraordinarios, haya una concreción de recursos y la temporalidad verídica en la que se piensa que se puede hacer realidad.

Exigimos así mismo que los compromisos adquiridos por el Gobierno español en el marco de la UE se cumplan; en el año 2001 no se podrá verter a los caudales sustancias que generen contaminación medioambiental.

Exigimos y reivindicamos los derechos de los regantes acerca de los regadíos tradicionales. Para nosotros, estos regadíos no son una cuestión meramente agrícola o económica. Estos derechos suponen la herencia irrenunciable de todos aquellos y aquellas que dejaron la piel, el sudor y la sangre por devoción, por obligación o por castigo para conseguir que la Vega Baja pudiera ser habitada.

Exigimos la creación de una MESA de debate y negociación en donde estén presentes las partes implicadas en el problema. La administración de una, y las Plataformas, Entidades y Ayuntamientos implicados por otra. En dicha MESA se debatirá y se negociará, como se dice anteriormente, los recursos necesarios y temporalidad de aplicación.

Exigimos el PLAN DE SANEAMIENTO INTEGRAL DEL RÍO SEGURA

Exigimos del Gobierno que, en el plazo de quince días, nos presente un calendario de negociación entre el propio Gobierno y las Plataformas, Ayuntamientos y Entidades convocantes. Este calendario tenderá a solucionar los problemas planteados.

Exigimos un caudal ecológico para la propia regeneración del río.

Necesitamos un plan de regadíos en la Cuenca del río Segura que racionalice el uso del agua en la misma.

Necesitamos una ordenación del territorio para poder ver nuestras posibilidades urbanísticas en el marco de un desarrollo sostenible.

Volver donde estaba

Ir al principio de la página principal

 

 


 

MANIFEST DE LES PLATAFORMES CONVOCADORES DE LA MANIFESTACIÓ DEL NOU DE MAIG A MADRID

 

Els convocadors tenim la voluntat d'organitzar a totes les persones i institucions que, sent conscients del problema que sofrim, fruit de la contaminació, salinització i sobreexplotació de les aigües del riu Segura, estiguen per la labor de portar a terme un procés de conscienciació, mobilització, denúncies i alternatives que facen que la vida en la nostra terra abaste un alt nivell de benestar social.

Edward J. Cormody, biòleg americà, va diagnosticar fa alguns anys la gravetat de la deterioració ambiental, i va posar en crisi la idea que el desenvolupament industrial és sinònim de progrés humà i de millora general de les condicions de vida. Això planteja la urgència d'una acció internacional d'acord amb la magnitud de l'amenaça per les degeneracions que ha produït i segueix produint el nostre model de creixement. Partint d'aquests plantejaments el diagnòstic ha de ser atés a dues vessants complementàries: a) la dels que dirigeixen el desenvolupament , governen i tracen les línies de la política i de la producció; b) l'àmbit de la consciència "moral de les persones".

Les PLATAFORMES, AJUNTAMENTS I ENTITATS CONVOCADORES del Segura, donant un magnífic exemple de consens i solidaritat, hem fet possible la Manifestació per a reivindicar que el riu Segura, al seu pas per la Vega Baixa, torne a ser el que va ser: un riu. No l'albelló en què ha sigut convertit i que, estem segurs, de no remeiar-se, acabarà amb la poca vida que encara queda en el que abans va ser un riu.

La situació que sofrim no és nova ja que la venim arrossegant des de fa més de vint anys, durant els quals les successives administracions poc han fet amb vista a la solució del problema, botant-se pràcticament totes les lleis quant a la legislació mediambiental es refereix, havent arribat a un límit tal que tenim l'obligació de rebel·lar-nos perquè la nostra dignitat com a poble està en joc. És impossible creure que no saberen que un llit sense aigua, recorrent un territori amb grans carències i deficiències en infraestructures sanitàries i de depuració no donaria els resultats actuals. Considerem que és un menyspreu a les persones que habitem aquesta comarca el que després de tants anys patint aquesta greu situació, els organismes i autoritats responsables del problema del riu no hagen sigut capaços o no hagen volgut prendre mesures. Un desmanotat i irresponsable procés consentit durant anys i la nefasta actitud de l'Administració han permés que un riu i tot el que d'ell depén es convertisca en un albelló. La situació actual del nostre riu és la conseqüència d'un model de desenvolupament irracional i insostenible que alguns han aprovat i que tot val sense importar-los qui paga la factura dels problemes que genera.

Aquesta política deliberada no ha sofert cap alteració a malgrat els canvis de signe polític. En conseqüència, l'Administració no és passiva ni negligent; és còmplice i culpable.

L'aigua és un recurs limitat, imprescindible per a la vida, que ha d'administrar-se amb criteris de justícia social i distribució equitativa, no per imperatius econòmics i de conveniència política.

Les nostres terres han sigut enverinades, el nostre entorn degradat i la nostra salut comença a sentir els greus efectes que la contaminació està generant.

Tenim l'obligació, les persones que patim en les nostres carns les pestíferes emanacions del riu de generar il·lusió, de canviar la cultura de l'aigua, d'aconseguir que els més joves també siguen conscients que cal apartar la resignació i l'apatia davant d'uns problemes lents però letals, com la contaminació, la salinització i la sobreexplotació tan profundes del nostre riu al seu pas per la Vega que porta el seu nom.

 

EXIGIM

 

A totes les Administracions i institucions la posada en marxa de PROJECTES i INVERSIONS que facen possible la solució del problema a curt termini. Necessitem que, via pressupostos ordinaris i extraordinaris, hi haja una concreció de recursos i la temporalitat verídica en què es pensa que es pot fer realitat.

Exigim així mateix que els compromisos adquirits pel Govern espanyol en el marc de la UE es complisquen; l'any 2001 no es podrà vessar als cabals substàncies que generen contaminació mediambiental.

Exigim i reivindiquem els drets dels regants sobre els regadius tradicionals. Per a nosaltres, aquests regadius no són una qüestió merament agrícola o econòmica. Aquests drets suposen l'herència irrenunciable de tots aquells i aquelles que van deixar la pell, la suor i la sang per devoció, per obligació o per castic per a aconseguir que la Vega Baixa poguera ser habitada.

Exigim la creació d'una MESA de debat i negociació on estiguen presents les parteixes implicades en el problema. L'administració d'una, i les Plataformes, entitats i ajuntaments implicats per una altra. En la dita MESA es debatrà i es negociarà, com es diu anteriorment, els recursos necessaris i temporalitat d'aplicació.

Exigim el PLA DE SANEJAMENT INTEGRAL DEL RIU SEGURA

Exigim del Govern que, en el termini de quinze dies, ens presente un calendari de negociació entre el propi Govern i les Plataformes, ajuntaments i entitats convocadores. Aquest calendari tendirà a solucionar els problemes plantejats.

Exigim un cabal ecològic per a la pròpia regeneració del riu.

Necessitem un pla de regadius en la Conca del riu Segura que racionalitze l'ús de l'aigua en la mateixa.

Necessitem una ordenació del territori per a poder veure les nostres possibilitats urbanístiques en el marc d'un desenvolupament sostenible.

 

 

Tornar on estava

Anar al principi de la pàgina principal


MANIFIESTO DE LAS I JORNADAS DEL SURESTE POR UNA NUEVA CULTURA DEL AGUA

 

 

 

         Los colectivos reunidos en Moratalla en torno a las I Jornadas del Sureste por una Nueva Cultura del Agua, ante la evidencia de que la gestión actual del agua es insostenible y no afronta los verdaderos problemas del Sureste, queremos manifestar lo siguiente:

 

         1.- El agua es mucho más que un recurso. El agua no es patrimonio de ningún sector económico, incluido el regadío. El agua es un bien natural público con múltiples funciones ambientales y sociales además de económicas que debe estar al servicio de toda la sociedad. El agua y todo el Dominio Público Hidráulico mantienen nuestros ríos, manantiales, vegetación de ribera y ecosistemas costeros, los cuales sustentan muchos valores ecológicos y sociales. Existe una relación vital entre cantidad, calidad del agua y calidad de vida que no puede ser olvidada.

 

         2.- Constatamos una espiral de insostenibilidad en el Sureste causada por un permanente incremento del consumo del agua para regadío y para usos urbano-turísticos del litoral, al que hay que empezar a poner límites. En este sentido, es imprescindible diferenciar a los especuladores del agua y propietarios de agronegocios, que son los grandes beneficiarios del agua y a veces de las subvenciones públicas, frente al agricultor profesional y familiar que vive de la tierra y que ha de ser apoyado por su verdadero interés social. De la misma manera es necesario diferenciar el agua para beber y para mantener unas condiciones de vida dignas, de la que se usa para fomentar y sustentar el imparable crecimiento urbano-turístico. La agricultura familiar sostenible, con los precios previsibles,e no podrá pagar el agua que se espera que llegue con el nuevo trasvase, agua que sólo podrán pagar los grandes regadíos muy tecnificados, sin valor ambiental y en manos de unos pocos pocos así como los grandes desarrollos turísticos de la costa, especialmente visibles en el litoral murciano y alicantino. De hecho, el trasvase Júcar-Vinalopó probablemente no será utilizado, como se afirma, para eliminar la sobreexplotación de los acuíferos sino para sustentar estas expectativas turísticas.

 

         3.- En la Comarca del Noroeste se está asistiendo a un grave problema de sobrexplotación de sus acuíferos que ha empezado ya a eliminar sus fuentes y manantiales. Esta sobreexplotación está acabando con ecosistemas ligados al agua y con paisajes de gran valore ecológico y escénico cuando, paradójicamente estos paisajes del agua constituyen el reclamo para el turismo rural del Noroeste. El mantenimiento de la integridad de fuentes y manantiales existentes debe ser el criterio que marque los límites para la explotación de los acuíferos. El Sinclinal de Calasparra y resto de acuíferos del Noroeste deben ser conservadas para mantener los manantiales existentes y como reserva estratégica para toda la cuenca.

 

         4.- El proceso de sobreexplotación iniciado en el Noroeste ya ha sucedido desgraciadamente en el resto de la cuenca, donde el agotamiento de los acuíferos ha llevado a una situación crítica ríos de gran valor ambiental y social como el Chícamo. Es urgente la estricta aplicación de la normativa vigente, la declaración de Acuíferos Sobreexplotados cuando corresponda, la aprobación de los Planes de Ordenación de las Extracciones y la constitución de las Comunidades de Usuarios, que permitan revertir poco a poco esta gravísima situación.

 

         5.- La gravísima contaminación del Segura constituye una de las evidencias más contundentes de la irracional gestión del agua en la cuenca del Segura y en general en el Sureste. A la Vega Baja no le queda agua que gestionar, sólo vertidos. La pésima calidad del río está generando importantes efectos ecológicos en los sistemas naturales como el Parque Natural del Hondo y graves consecuencias sociales y sanitarias en las poblaciones de la Vega Baja que empeoran año tras año. Este agudo problema de contaminación no se resolverá sólo construyendo depuradoras. El primer paso hacia una nueva cultura del agua con el río Segura pasa por conservar la huerta tradicional, por devolver al río el caudal natural que siempre tuvo y por el total cese de los vertidos y de los drenajes salinos procedentes de los nuevos regadíos. La recuperación del estado ecológico natural de nuestros ríos y humedales es además una exigencia de la Directiva Marco de Agua recientemente aprobada por la Unión Europea.

 

         6.- Contra la normativa vigente, y pese a que las administraciones públicas intentan negar la evidencia, es palpable el permanente incremento, mes a mes, del regadío en la cuenca y en todo el Sureste, con frecuencia en zonas de gran valor ecológico e incluso dentro de espacios naturales protegidos, sin que las denuncias interpuestas hayan parado esta insostenible dinámica nacida en parte por las expectativas creadas con el nuevo trasvase previsto. Es imprescindible acabar con la sobreexplotación y con las tramas de corrupción que operan en torno al agua. Es imprescindible aplicar de forma estricta la normativa vigente y reconducir la gestión del agua con criterios de sostenibilidad ambiental, social y económica.

 

         7.- Constatamos que la movilización social popular, como ya se mostró cuando consiguió para el río Luchena el derecho a seguir siendo un río, sigue constituyendo una herramienta imprescindible para vencer inercias y forzar a las instituciones un cambio hacia una nueva cultura del agua y hacia un uso más sostenible de este bien público.

 

         8.- Reclamamos una información clara y rigurosa, transparencia pública, educación y un debate sereno en torno al agua para que la sociedad pueda intervenir con criterios propios y desde la pluralidad en la actual planificación y gestión del agua. Para ello es imprescindible instaurar una gestión realmente democrática del agua, lo que requiere profundos cambios en los actuales Organismos de Cuenca, en los cauces de participación y en el resto de mecanismos de gestión del agua.

 

         9.- Finalmente constatamos que esta exigencia de una Nueva Cultura del Agua se está reclamando cada vez con más fuerza por amplios sectores de la sociedad, incluyendo colectivos sociales y ámbitos científicos y universitarios de toda España y Portugal. Este encuentro del Sureste se inscribe así en un movimiento más amplio que cuestiona la actual gestión del agua y demanda un uso verdaderamente sostenible de este valioso bien natural público, demanda a la que se suman todos los colectivos sociales reunidos en estas I Jornadas del Sureste por una Nueva Cultura del Agua.

 

Moratalla, 26 de noviembre de 2000

 

COLECTIVOS ADHERIDOS AL MANIFIESTO:

 

Asociación de Amigos de los Humedales. Alicante

Asociación de Naturalistas del Sureste. ANSE Murcia

Asociación de Naturalistas del Sureste. ANSE Orihuela

Asociación para la Defensa de la Naturaleza CARALLUMA. Caravaca

Cauce Arriba. Asamblea libre de ribereños/as Río Segura. Vega Baja. Alicante

COAG. Alicante

Colectivo para la Defensa del Río Luchena. Lorca

Comisión Pro-Río Río Segura. Orihuela

Comunidad de Regantes de Huerta de Abajo y Saués. Río Chícamo. Abanilla

Ecologistas en Acción-Región Murciana

Ecologistas en Acción del País Valenciano. Comunidad Valenciana

Plataforma Comarcal Segura Limpio. Río Segura. Vega Baja. Alicante

Plataforma Comarcal del Agua del Nororeste. Río Segura. Caravca, Cehegín, Calasparra y Moratalla.

Colectivo Ecología y Salud. Alicante

Volver/tornar al menú principal